me completan

Soñar es vida.


Los sueños son definidos como manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y sensaciones en un individuo durmiente, relacionadas con la realidad. De noche es cuando los sueños rompen lo que callan los silencios. Una persona dormida, puede soñar; pero una persona despierta, puede hacer sus sueños realidad. Tal vez son más bonitos de saborear cuando has probado la verdadera felicidad despierto y la añoras tanto que sueñas con volver a vivirla. La gente que no cumple sus sueños suele decirle a los demás que no cumplirán los suyos. Los sueños tan sólo dejan de existir cuando el soñador deja de creer en ellos, pero cada uno debe tener la capacidad de no poner  sus sueños en manos de aquellos que puedan destruirlos, pues la realidad es el punto de partida, los sueños la meta y la imaginación su medio de transporte más eficiente. Como bien dice Paulo Coelho, “el primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo”, pues tan sólo hay una vida y un sentido para darle, y no pienso esperar al tiempo, porque él nunca se paró a esperarme.

m ú s i c a.


¿La música? Un sinónimo de libertad, una forma de expresión compuesta por sones y letras que pueden hacerte sentir uno de los mayores sentimientos que hayas podido experimentar nunca. Empiezas escuchando una canción que te parece bonita, una y otra vez, hasta que te das cuenta, de que no puedes pasar ni un día sin poder escucharla. Es cuando realmente, te adentras en esta galaxia. Unos creen que tan sólo es un cantante que compone unas cuantas palabras y las reproduce con su voz o instrumento. Creedme, la vida sin música sería un gran error. Si ella es capaz de transmitir grandes sentimientos, ya no os quiero ni decir lo que se siente cuando eres tú quien la transmite. En ocasiones, me pongo música en vena para aliviar mis penas; otras en cambio, adoro la canción hasta que me empieza a doler su letra. Es más, amo más las canciones que descubro explorando que las que salen en la radio y finalmente, te acaban cansando. Cuando alguien me dice 'venga, confía en mí, desahógate, te entenderé', me dan ganas de ponerle mi canción preferida y que atienda a la letra, es como mi biografía, mi historia, ya que que la música habla por mí cuando me quedo sin palabras. Gracias a su existencia, también he llegado a conocer a grandes personas y a tener vínculos con cada una de ellas. Es una forma sencilla y perfecta de evadirse. Jamás nadie habría pensado que tan sólo con darle al botón 'ON' y ponerte a escuchar, se podrían transmitir tantos sentimientos. Y recuerda que la música se mide en capilares, en los pelos que consiga levantarte, en la fuerza con que des saltos en la cama al escucharla, en el grado de excitación con que vayas por la calle con tus cascos como si de un videoclip se tratara, hasta el extremo en el que haya canciones que al cerrar los ojos se conviertan en personas. Es capaz de dar nombre a lo innombrable y sentimientos a lo inerte. Deja que fluya por oídos, dedos y vaya directa al corazón. La música es un estilo de vida, no entiende de modas. Llévala siempre contigo, ella nunca te abandona. 


(Os dejo terrones de azúcar para que tengáis dulces sueños).

         Unos dicen que es real, que puede contarse con sistemas internacionales de medida; otros, aseguran que tan sólo es un sentimiento con el que te engaña la mente. No sé a ciencia cierta con qué quedarme. Lo único que me atrevo a decir, es que te echo de menos.
Para mí, la distancia en ocasiones, se puede presentar como una pesadilla que se mide en kilómetros, pero me tranquiliza pensar que esa no es nuestra filosofía, que nuestro amor no se mide con números, sino, por los latidos de nuestro corazón.
Cada vez que te recuerdo, siento que te tengo más cerca, y eso, me hace estar más segura de mí misma. ¿Quién no odia la distancia? A todos nos aleja de alguna manera.
A menudo, cuando me siento en la silla, enciendo el ordenador, pongo mis manos sobre el teclado y comienzo a escribir, noto como fluye mi imaginación, intentando plasmar los sentimientos que experimento cuando estás junto a mí; aunque en ocasiones, me resultan difíciles de describir, porque una de tus miradas ¿cómo podría explicarla? Vale mucho más que mil palabras.
De esta forma, cuando relato todo aquello que siento y lo hago público, me doy cuenta de que detrás de cada pantalla,  se encuentran personas con las que puedo llegar a compartir miles de sensaciones, ya que se encuentran en una situación similar a la mía y tienen una forma de pensar prácticamente igual. Aún quedan muchas otras personas, que no han descubierto esto, tal vez porque no hayan tenido la oportunidad, o porque les dé un poco de miedo; pero os puedo asegurar que detrás de toda esta gente encontrarás a personas  que realmente merecen la pena.
A cientos y miles de kilómetros, podemos tener a familiares o amigos que queremos y, ¿qué mejor forma de hablar con ellos que a través de esta pantalla? Aunque, a veces, nos planteemos si en verdad nos acerca a ellos o, tan sólo, nos aleja.
Y ahora, me gustaría preguntarle a la distancia algo: − Distancia: ¿por qué nos mantienes tan alejados de personas a las que tanto amamos?
Aunque si recapacitamos, en realidad, no tenemos tanto miedo a la distancia como a que la persona que se encuentra lejos no nos recuerde y algún día nos olvide, como reza una antigua canción "La distancia es el olvido".
Por último, me he dado cuenta de que lo que ella separa lo unen los buenos sentimientos. En esta vida, "no hay distancia que no se pueda recorrer, ni meta que no se pueda conseguir", pero, si realmente amas a alguien la distancia desaparece.




Te has vuelto loca, has perdido la cabeza, ¿pero te digo algo? Las mejores personas lo están.


Locos llaman a los que viven a su manera. A los que no dependen de nadie para dar una opinión. A los que aman sin fronteras. Lo peor, es que no se dan cuenta los que juzgan, de que son como marionetas, ya que una persona que tratan como superior al resto, le da órdenes porque no sabe de qué forma puede destacar, y en verdad es una más en esta  sociedad, al igual que los demás. Ya quisieran muchos estar así de 'locos'. Alocadamente maduros, cuando saben el momento oportuno para volverse locos. Alocadamente felices, cuando van mostrándoles sonrisas a todo el mundo, sin ser forzadas, porque verdaderamente así les salen del alma.

 
(Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos todos, cumpleaños feliz)

Otoños de antaño, uno más por vivir.


Yo usaba un diario interminable para hablar en él de mi día a día. Me di cuenta, de que era, digamos, estúpido, ya que solo podía escribir micromomentos en él, que no escribía ni una millonésima parte de todo lo que era mi vida. Así, aprendí a madurar. Ahora, comprendo que genio es aquel que, en todo instante, sabe plasmar en hechos sus pensamientos. Que lo demás, era como un juego, y que aunque la vida sea un interminable ensayo de una obra que nunca se estrenará, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje, y la obra termine sin aplausos. ¿Ves? Esto no es más que un brevísimo resumen de lo que es la realidad. Todo se basa en inventar, y si no, filosofa con lo ya inventado.
Vive la vida.

Otoño, ya te añoraba.

Una singola crociera ♥

Pompeya

 

Villefranche



Palermo


Barcelona


En el fondo de cada alma existen tesoros escondidos que solo descubre el amor. Solo con una ardiente paciencia, conquistaremos la expléndida ciudad que nos dará luz. Sentir, respirar, disfrutar. Notar que cuando te adentra, vuelas. Sabiendo que el lenguaje del amor está en los ojos. Esa luz que me ha iluminado durante el viaje, aventurándome a amar, querer y arriesgarme, consiguiendo que este viaje, sea el que más vale.

(Y aquí, acaban las fotos de las ciudades por las que he pasado durante este maravilloso viaje que me gustaría repetir cuanto antes. Aquí os dejo un vídeo que he hecho con textos y fotos con una página llamada Photopeach. Al final de éste, podéis dejar un comentario en anónimo).

E G I P T O ♥

Estos días han sido maravillosos. Ese viaje que tanta gente tiene pendiente hacer. Aquél que debe de apuntarse en la agenda de "cosas que me quedan por hacer". Aquél que simplemente no se puede describir. Aquél que sólo se puede ver. Aquél que tantos exploran. Aquél llamado EGIPTO. Maravillosos días de exploración por las pirámides, Esfinge, templos, museos, navegación y baño en el Nilo. También, no me puede faltar, nombrar algunos de los transportes típicos de allí, como camello, calesa y faluca; por donde ibas en barco por todo el Nilo. También, surgieron acontecimientos muy curiosos, como que vimos nada más y nada menos que tres bodas: dos musulmanas y una ortodoxa! Por cierto, el avión de esta foto es simplemente donde iban la Selección española; justamente aterrizaba cuando nosotros despegábamos de Madrid-Barajas :)

 

/Paz:)